on Leave a Comment

¿ Qué debes de saber si te has decidido por un perro labrador ?


Después de haber decidido que la raza del perro que deseas adquirir es de los perros labradores, sea selectivo en la búsqueda. No actúe en forma impulsiva, recurra a la orientación del club canino local, su veterinario o si quiere mandanos una consulta en nuestro formulario para que podamos aconsejarle. 

Cachorro perro labrador canela

Escoja cuidadosamente de acuerdo a estos consejos y con su estilo de vida. Recuerde que si lo que vas es a realizar una compra debería de incluir un examen veterinario exhaustivo. Selecciona un perro que se adapte a su tren de vida, tal como es ahora y como la prevé en los próximos años. Los perros Labradores son perros grandes y dinámicos que necesitan mucho espacio, ejercicio y estímulos mentales. 

Si la raza es nueva para usted, hable con otros dueños acerca de sus perros y trate de pasar algún tiempo con algunos para conocerlos mejor. Si tiene familia, las decisiones sobre la compra de un perro se deberían tomar en conjunto no solo por su intención. Si bien los cachorros son indudablemente atractivos, también son sumamente vivarachos y exigen toda su atención; ¡Este preparado, no es tarea fácil! Los criadores de prestigio son la mejor fuente para obtener un cachorro Labrador. Inspeccione varias camadas antes de hacer su elección, y observe el físico y el temperamento de la madre y, de ser posible, los del padre también.

entrenar a un perro labrador

Resista la tentación de comprar el primer cachorro que le ofrezcan ya que todos les parecerán preciosos. Condicione cualquier compra a la afirmación de su veterinario de que el perro goza de buena salud, y no tiene síntomas de enfermedad infecciosa, desnutrición o parásitos.
Si un cachorro no está sano en el momento de la compra usted tiene derecho de pedir un reembolso o reemplazo si no quiere quedarselo. Si pude, adquiera su perro directamente de un criador respetable, ya sea profesional o aficionado. Evite las granjas de cachorros; éstas a menudo proporcionan ambientes inhumanos a las madres y prestan escasa atención a la salud de los cachorros, son como campos de concetración donde no se cuidan a los perros (que pena de perros labradores). Los avisos en periódicos a veces pueden ser una fachada para las “fábricas”; sospeche si cuando visite un domicilio privado no puede ver a la madre de los cachorros. Tenga cuidado también con la tienda de mascotas, pueden ser ambientes fértiles para una serie de enfermedades infecciosas, y ofrecerle un ejemplar adquirido de una “fábrica” de cachorros. Nuestro consejo es que acudan primero a la perrera más cercana (o asociación de acogida de animales) por si hay la posibilidad de encontrar alguno que haya sido abandonado.

 consejos para perros labradores

Para entender el comportamiento de esta raza basta con definir su Función Zootécnica. Es decir, el perro Labrador fue criado para servir al cazador o al pescador, recuperando la pieza o pez herido o muerto. Por esta razón, tiene que ser un perro fuerte para pasar varias horas al día yendo y viniendo, al trote o al galope, por terreno a menudo complicado y cubierto de vegetación, o nadando en lago, río, o en el barro de un pantano, y siempre trayendo en la boca objetos que pesan alrededor del diez por ciento de su peso.
El labrador retriever es una raza alegre y de temperamento balanceado; sin embargo, es importante establecer desde el principio, que eres tú la figura dominante en la relación; si no se hace, habrá una batalla sin fin; por el contrario, serán años maravillosos al lado de tu perro. El echo de que el Labrador tenga éxito en cualquier desempeño, recae en que siempre está deseoso de complacernos y disfrutar agradarnos, y por esto mismo, se convierte en un miembro valioso de la familia.

Debido a que el perro labrador es inteligente, capaz y espabilado; debe ser entrenado dándole tareas, para mantenerlo ocupado, ya que es muy fácil de entrenar y que participe, así disfrutaras de un ejemplar maravilloso. "Bien Criado" y "Entrenado" son palabras claves. Debes adquirir un perro bien criado, y tú entrenarlo adecuadamente, si quieres disfrutar de todos los beneficios de esta raza maravillosa, inteligente y de temperamento estable. Debes entender que, junto con este paquete de entre 30 y 50 Kg., hay un poco de Thomas Edison, El Hombre Nuclear, Wonder Woman, Madame Curie y un cartucho de dinamita.
Todo ese cerebro, ingenuidad, poder y habilidad atlética debe ser canalizada en la dirección correcta y tu deberás de ser el encargado de esto. En otras palabras, un Labrador requiere mucho de tu tiempo y de un lugar donde pueda ejercitarse lo suficiente, de lo contrario, será destructivo por falta de atención.
No vayas a creer que por tener un bello bardeado, él como perro va a ser feliz dejándolo afuera mientras te vas a realizar tus actividades, ten por seguro que él también planeará hacer de las suyas porque el te necesitará en su vida diaria. El hacer hoyos siempre es divertido, ya sea en medio del jardín o en la reja para salir y buscar nuevos amigos. Masticar pequeños árboles y ramas es mas divertido cuando tienes cuatro patas disponibles. Hablamos de una raza que es capaz, deseosa de complacer y entrenarle, pero todavía no se pueden entrenar ellos solos. Ellos desean y necesitan tu ayuda y de su asesoría.
Un Labrador sin entrenamiento puede ser destructivo, no intencionalmente, al fin y al cabo sólo intentará entretenerse al no tener tu dedicación y atención; llegando a la fustración. Un Labrador bien criado será un compañero grandioso, ya sea negro, amarillo o chocolate y no importando si es macho o hembra, sólo existen diferencias físicas en peso y tamaño.

Respecto a la pérdida de pelo, en cada perro es diferente, pero en general solo necesitará un cepillado a la semana.
El Labrador es amigable y curioso, frecuentemente vagará para encontrar un compañero de juego. Si lo que quieres es dos labradores, es muy bueno, pero que estos no sean de la misma camada, procura que sean de diferente edad. Pueden quedarse afuera en casi cualquier clima, en un lugar seguro, siempre que tengan agua, sombra, techo y algunos juguetes. Sin embargo, ni siquiera otro perro no va a reemplazar la compañía humana, y necesitará de tu tiempo y atención individual.
En resumen, las reglas para vivir con un Labrador son las mismas reglas que para criar a un niño. Y sobre todo enhorabuena porque has elegido una gran raza.







0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.